Site Overlay

Vigilancia Física y Escoltas

¿Cómo brindarle el tipo de vigilante adecuado a su negocio y disfrutar de una vigilancia de calidad?

Para proteger tus intereses y garantizar tu seguridad, los servicios que cumple nuestro personal de seguridad incluyen:

  • Detectar y desalentar el delito.
  • Observar, registrar y reportar.
  • Detectar riesgos y prevenir accidentes.
  • Control de accesos y egresos.
  • Controlar el tráfico.
  • Vigilancia de puestos fijos o patrullaje de zonas determindas.
  • Protección y relaciones públicas.
  • Asistencia durante emergencias, accidentes y situaciones de peligro.
  • Control, supervisión y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad.

Nosotros entendemos la importancia de la Seguridad y cómo debe de realizarse la labor de Vigilancia Física Profesional.  Con Censelc puedes estar seguro de que no solo cumplimos las normatividades, sino que tenemos autorización de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada

Mientras estás en casa nosotros trabajamos 24 horas del día los 7 días de la semana por su seguridad

Recuerda que si sales de casa, debes protegerte con un tapabocas.

La función del guardia de seguridad es muy importante en los tiempos actuales, es necesaria la utilización de un guardia de seguridad preparado y equipado apropiadamente para cada situación.

En Censelc operamos siguiendo a cabalidad las leyes que rigen en Colombia este tipo de contratos y que están regulados por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

Cumplir todas las funciones requieren de una capacitación real al personal con verdadera vocación en el área de la seguridad.  Seguramente, alguna vez has visto en el cargo de vigilantes a personas que trabajan solo por necesidad económica, sin la preparación y devengando ingresos bajos por su trabajo.

Nosotros tenemos autorización de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y pertenecemos a la Red de Apoyo de la Policía Nacional.

¿De quién es la culpa cuando los vigilantes se dejan sobornar y permiten vulnerar la seguridad de las instalaciones que “protegen”?

Para responder a esta pregunta deberíamos de remitirnos a la historia de la seguridad privada en el país, que estuvo regulada por la Policía Nacional.

En el año 1993 se creó la Superintendencia de Seguridad y Vigilancia Privada como la entidad de control de esta actividad.  Según la ley, los servicios de vigilancia y seguridad privada solamente podrán ser prestados por empresas de seguridad que obtengan una licencia o credencial expedida por esta Superintendencia que depende de la Presidencia de la República, pero que se relaciona directamente con el Ministerio de Defensa.

La ley a través  de la Superintendencia, determina los valores mínimos que debe devengar un vigilante o guardia de seguridad para cumplir con honestidad su cargo.  Estos valores normalmente suelen ser violados por algunas empresas de seguridad que no cumplen la norma (algunas ilegales, otras legales) y que, por abaratar costos, terminan contratando personal poco calificado y muy necesitado de trabajo por cualquier tipo de salario.

Las consecuencias de esta forma de proceder responde claramente a la pregunta, sobre la facilidad de sobornar a vigilantes que trabajan en empresas de seguridad por fuera de la ley.